‘Tertulia en Petit Comité’ con Montse Purtí

‘Tertulia en Petit Comité’ con Montse Purtí

En esta tercera edición de las “Tertulias en Petit Comité”, Montse Purtí, Abogada, Mediadora y Consultora en gestión positiva de conflictos, explicó a través de unos ejercicios, qué técnicas utilizar en una mediación y que factores influyen en nuestra visión del conflicto.

Toda la noticia a info Aquí

 

 

 

 

Jornadas 2021 sobre Mediación, ADR y Gestion Positiva de Conflictos

Jornadas 2021 sobre Mediación, ADR y Gestion Positiva de Conflictos

Cerramos un 2021 repleto de Jornadas para tratar temas relacionados con la Mediación, los ADR (Alternative Dispute Resolution) y con la Gestión Positiva de Conflictos.

 

 

  • II Jornadas Europeas de Mediación: El Rol de l’Abogacía en  los procesos de mediación en derecho comparado. Montse Purtí moderadora y ponentes Adriana Aravena-Jokelainen (Finlandia), Matthieu Pons (Francia), Joe Tirado (UK), Carlo Pilia (Italia), Milagros Sanz (Madrid), Mònica Ossa y Maria Soledad Lagos (Chile), Fernando Navarro (USA y Méjico). Presentación por la diputada de la Junta Núria Flaquer. Comisión de Mediación ICAB. JEM 2020. Pioneros en mediación y Adr.

ENLACE PARA VER LA PONENCIA

  • Sistema Multipuertas al Servicio Público de Justicia, organización y funcionamiento. Fapromed. Montse Purtí Ponente en representación Colegio de Abogados de Barcelona.

 

 

  •  III Congreso de Mediación y ADR. Consejo de Los Colegios de Abogados de Cataluña (CICAC).

Moderación por Montse Purtí de la mesa en la que se habló del presente y futuro mediación contenciosa administrativa, con Ponentes como la magistrada Montserrat Ragà, la Sra. Núria Moreno y el Sr. Manuel Canyameras

 

  • Novedades Legales en Discapacidad y Mediación. ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE BARCELONA.  Montse Purtí presentó la interesante tertulia moderada por Julia Brills y cuyos ponentes fueron Xavier Puigdollers, María Graciela Moreno, Francisco Martinez y Antoni Bosch

 

 

Consejos para negociar en momentos de COVID 19

Consejos para negociar en momentos de COVID 19

Los tiempos que vivimos conviviendo con la amenaza del COVID19 nos obligan a reinventar maneras de relacionarnos, negociar y resolver los conflictos.

Añado alguna recomendación a las del profesor Joshua N.Weiss en  The Sunday Minute del programa de negociación en la Harvard Law School, para negociar de modo no presencial.

 

Preparación previa y adecuar tu mentalidad a la situación.

Es muy importante tener una buena preparación con carácter previo a la negociación considerando intereses de las partes, alternativas (posibilidades fuera de la mesa de negociación) y opciones (posibles acuerdos que vamos a proponer). Pero, no es menos importante tener confianza en la herramienta elegida para negociar.

Evite pensar que sus resultados serán sub-óptimos debido que la negociación no es presencial, en caso de hacerlo estará aportando esta perspectiva y ello le perjudicará en la negociación.  La recomendación es pensar en aspectos positivos del nuevo método, la comodidad de su casa y el hecho de estar en un entorno más relajado predispone al negociador para llegar a un buen acuerdo.

Elegir el medio más adecuado para cada negociación.

Hay un continuo de posibles herramientas, desde videoconferencia pasando por telefonía y hasta correo electrónico.

Hay que considerar de que en el caso de una negociación de alto impacto  es muy importante hacer uso de herramientas asincrónicas (es decir, herramientas que permiten una negociación secuencial y no instantánea), este sería por ejemplo el uso del correo electrónico. Este nos ayuda a hacer pausas entre propuesta y propuesta de las partes permitiendo así la gestión de los aspectos emocionales que conlleva, disponer de más tiempo para considerar las ofertas y contrastar con más precisión sus ventajas y desventajas.

Por otro lado, intente no hacer suposiciones y, cuando tenga dudas haga preguntas; procure ser claro en las comunicaciones con el fin de reducir el proceso y asegurarse de que entiende la situación real y comprende los  intereses de la otra parte.

 

Crear la sensación de estar en persona con las video-conferencias.

En caso de que las partes de la negociación se sientan más cómodas con las negociaciones presenciales, la herramienta más parecida son las videoconferencias ya que es sincrónica. Si bien no es perfecta, permite a los negociadores recoger muchos aspectos de las interacciones presenciales como pistas no verbales que faltan los medios asincrónicos. No obstante, es necesario si intervienen muchas partes pactar unas reglas para las intervenciones.

En definitiva, no suponga que las negociaciones virtuales sean inferiores a las negociaciones presenciales. Elija el medio adecuado. Utilice una herramienta sincrónica si se encuentra más cómodos negociando en directo y un vehículo asincrónico si prefiere disponer de tiempo adicional para plantearos ofertas y gestionar el lado emocional del proceso.

Acudir a un servicio de facilitación o mediación online. ODR.

En el caso que su negociación sea compleja le aconsejamos la intervención de un profesional, un facilitador-mediador.

Tanto en una organización, como en una familia empresaria, la intervención de un profesional mediador puede ser definitiva para evitar la escalada del conflicto y solventar cuanto antes las diferencias que puedan surgir motivadas por el COVID-19.

 

Montse&Cris: Healthy Relationships – gestionando positivamente los conflictos

Montse&Cris: Healthy Relationships – gestionando positivamente los conflictos

Artículo de Montse Purtí,  abogada y mediadora, experta en ADR, Negociación y Conflictos en la Empresa Fundadora de  PURTÍ LEGAL & ADR  y  Cristina Casanovas, psicóloga.

Si nos fijamos en nuestro día a día y observamos como distribuimos nuestro tiempo podemos observar algunos detalles.

Es frecuente que reservemos un espacio de tiempo para ir la gym o hacer deporte, valoramos mucho tener un cuerpo tonificado que nos permita llevar un ritmo de actividad adecuado.

La mayoría somos conscientes que somos lo que comemos ir por tanto cuidamos mucho nuestra alimentación, los alimentos eco, bio y de proximidad son muy valorados. También tenemos claro que el consumo de azúcar, alcohol o tabaco van a dañar nuestra salud y por tanto mantenemos a raya estos productos.

Cuidamos nuestra piel, a nadie le apetece que las arrugas hagan presencia en su rostro. Y por supuesto algunos “bestsellers” como ”Why we sleep” nos demuestran científicamente que las horas y la calidad de nuestro sueño son fundamentales para nuestro bienestar.

Pero ¿cómo cuidamos nuestro sistema nervioso? ¿Cómo gestionamos nuestro día a día para que la angustia y el estrés no estén presentes ni un minuto mas de lo necesario? ¿Cómo hacemos para favorecer el control emocional?  ¿Tenemos en cuenta todos estos aspectos para cuidar nuestro bienestar?

Dejar lugar al estrés en nuestra vida nos garantiza sentir ansiedad, tristeza, dolores musculares y de cabeza, disfunciones digestivas y trastornos del sueño entre otros… y con todo esto dejaremos de hacer ejercicio de manera frecuente, alteraremos nuestros hábitos alimenticios, seremos más propensos a consumir azúcar, tabaco, alcohol u otras substancias y por supuesto nuestro sueño se verá alterado. En definitiva, todo aquello de lo que estábamos huyendo!

Empecemos a cambiar nuestro enfoque.

“El ingrediente más importante en la fórmula del éxito es entenderse bien con las personas” Theodor Roosevelt

Pensemos por un momento la cantidad de personas con las que nos relacionamos cada día. Si dedicamos unas 8 horas diarias al trabajo, ¿cuántas de estas relaciones tienen lugar en nuestro entorno laboral sea presencial o “online”?

Tengamos en cuenta las relaciones con nuestro equipo de trabajo, o con nuestros socios en un proyecto, o incluso en la empresa familiar de la que formamos parte.

Nuestra salud y bienestar dependen en gran medida de estas relaciones.  En esta línea es prioritaria la gestión positiva de los conflictos y la forma de resolver los mismos.

a. Gestión positiva de los conflictos:

Una gestión positiva de los conflictos implica prevenir su escalada, de manera que no supongan una “guerra”. Como señaló Manuel Gross “En una guerra todos pierden, incluyendo el vencedor”. Imaginemos por un momento todo lo que supone para nuestra salud el estrés generado por un enfrentamiento con una persona de nuestro equipo o de nuestra organización.

Se trata, como decíamos, de cambiar el enfoque, no hay que ignorar o evitar la situación de conflicto o acomodarse a la misma, hay que poder dialogar sobre nuestras diferencias y buscar una solución creativa. Si somos capaces de ello dicho conflicto supondrá una oportunidad de crecimiento.

Afrontar positivamente los conflictos contribuirá a nuestro bienestar y al de todo el equipo. Para ello nunca demos nada por supuesto, preguntemos, escuchemos al resto de miembros del equipo para comprender sus intereses y necesidades, hablemos de las nuestras propios intereses y necesidades.

Hay que tener en cuenta que según algunos autores como Katheleen M. EisenHardt, Jean L. Kahwaay y LJ Bourgeois consideran el conflicto como esencial para la eficacia de los equipos de alta dirección.

Vivir en un entorno en paz es cada día más importante para la salud de las  personas. Gestionar positivamente los conflictos deviene una necesidad en la crisis generada por la pandemia y el entorno VUCA (volatily, uncertainty, complexity, ambiguity) en el que nos encontramos.

Más que nunca los líderes de hoy deben ser flexibles, adaptarse al entorno “on line”, saber tomar decisiones en la gran incertidumbre que nos rodea y   tener habilidades de comunicación y de gestión de positiva de conflictos para poder cuidar mejor las relaciones entre las personas que conforman  sus equipos y las  organizaciones.

b- Resolución de conflictos por medios ADR:

Nuestro entorno ha cambiado mucho des del televisor en blanco y negro hasta  nuestro actual Netflix o Amazon Prime. No obstante, si pensamos en las formas de resolver los conflictos no han evolucionado a la misma velocidad.

La sociedad actual nos obliga a dar un paso más allá en la forma de resolver los conflictos. Debemos considerar otras maneras antes de acudir vía judicial.

Ya no sirve el antiguo paradigma que para que uno gane tiene que perder el otro, contamos con nuevos sistemas ADR (ALTERNATIVE DISPUTE RESOLUTION) como son la negociación colaborativa, la facilitación o la mediación, métodos que contribuyen a buscar soluciones basadas en las necesidades de las personas, en las que ninguna de las partes se sienta perdedora.

Este tipo de soluciones contribuyen en gran medida a este cuidado y bienestar de las personas, de los equipos y de las organizaciones.

Todos oímos en prensa a hablar mucho de mediación pero, ¿sabemos que es la mediación?

La mediación es mucho más que un espacio de diálogo. La mediación es un procedimiento estructurado, regulado por ley, que se dirige a facilitar la comunicación entre las personas, para que gestionen por sí mismas una solución a sus conflictos.

Se trata de un procedimiento voluntario ágil, flexible y altamente efectivo.

La persona mediadora será imparcial y neutral. El proceso es confidencial, lo que constituye una de las grandes ventajas de la mediación, puesto permite preservar la imagen y reputación de las empresas o particulares.

El proceso de mediación hace que las personas no se encierren en su propia vivencia entendiendo la visión de las otras.

Las soluciones obtenidas en la mediación tienen un alto grado de cumplimiento o compromiso puesto que el acuerdo lo han construido las partes, a diferencia de una Sentencia en que ha sido el Juez quien ha decidido como resolver la controversia.

Al final del proceso, las partes pueden decidir elevar a público o homologar judicialmente el acuerdo, de manera que tenga la misma fuerza ejecutiva que una Sentencia judicial.

El mediador es un profesional cualificado con una titulación homologada para ejercer como tal. Dicho profesional además de dirigir un proceso de mediación puede utilizar las herramientas y habilidades adquiridas en gestión positiva de conflictos para ayudar a mejorar relaciones en equipos, empresa, en cualquier tipo organización o incluso en una familia empresaria.

¿Nos atrevemos y cambiamos el enfoque?  La gestión positiva de los conflictos, mediación y sus herramientas nos garantizan el éxito del que nos hablaba Roosevelt, un mejor entendimiento entre las personas.